Un otoño más me sorprende y me maravilla la vista del palo borracho del Alcázar (Ceiba Speciosa) a través del antiguo muro del Alcázar y con la Giralda al fondo. Está en compañía de otros 6 ejemplares que habitan en los jardines de los Alcázares. Su floración se produce en otoño, al contrario que la mayoría de los árboles, que lo hacen en primavera, pero el palo borracho vienen de América y mantiene sus costumbres,  aun estando a miles de kilómetros. Su procedencia es principalmente el noreste de Argentina y seguramente llegó con la oleada de árboles traídos de América para la Exposición Iberoamericana de 1929, aunque me gusta más pensar lo que cuenta un buen amigo, y es que el primer ejemplar fue un regalo de Eva Perón en su visita a Sevilla en el año 1947.  Sorprende  el nombre por su parecido a una botella , y el uso,  como relleno de colchones de la especie de lana que se encuentra en sus frutos.  Os mando esta foto que tomé en su mejor momento. No olvidéis pasar por los Reales Alcázares en otoño para ver esta maravilla.

Un saludo a todos. Carlos

info@toursinsevilla.es

Leave a Reply